Prueba con estos: sexo gayromanceestafadores

de los archivos: revista de cine skinback 2002

The following paragraphs compile a short-lived film section on of one of the many blogs I’ve maintained over the years. Except for the coverage of the Festival de Cine Underground de Chicagoprobablemente estas palabras sólo tengan interés para mí. Advertencia: He cortado y pegado el texto del Archivo de Internet, por lo que todos los enlaces de aquí van allí. Dudo que me moleste en arreglarlos.

27.12.2002 18:04

Wow, it’s been awhile since I wrote about movies. Seems like I’ve seen a lot of mediocre ones or else more or less enjoyable ones which were not really supposed to make me think anyway: such as, Némesis, Harry Potter y Las Dos Torres.

Siempre espero con impaciencia la nueva TNG, aunque preferiría tener mi dosis semanal. Némesis resultó bastante divertida (aunque se alargó en algunos momentos) y realmente parecía cine. Harry Potter fue un juego decente, aunque no recuerdo gran cosa de ella, aparte del realmente aterrador Sauce Azotador.

And ah, The Two Towers. But before that, let me just mention that I watched Raoul Walsh’s Ladrón de Bagdad yesterday and in many spots it charmed the pants off me, so to speak (I loved the Cloak of Invisibility’s little blurry tornado and the blasts of fire in the Devouring Caves). In general I found its special effects every bit as “believable” as Hollywood’s newest SGI spectacular; but, more importantly, compared to the “look at me! look at me!” bombast of some parts of Peter Jackson’s sword & sorcery interpretation of Tolkien, it seemed a good deal more human and true to its source.
En realidad, no tengo más que un gran bostezo por la increíblemente publicitada Batalla en el Abismo de Helm y si veo una toma más de helicóptero girando alrededor de bonitos picos neozelandeses creo que vomitaré. Ya está bien de asombrarme con el paisaje; dejad que me asombre con otros grandes gestos. Ciertamente, no hay nada aquí que supere el paseo de Douglas Fairbanks por Bagdad conjurando un ejército blanco, brillante y ondulante desde el suelo; ni, por cierto, nada aquí supera la secuencia de las Minas de Moria (menos el Troll de las Cavernas, claro) en Beca.

This second installment of LOTR has convinced me that Jackson really doesn’t have a handle on his characters or their place in Middle Earth’s cosmology and that cluelessness is playing itself out in the liberties he takes with the story. How else to explain Aragorn’s wimpy defeat at the hands of orcs riding wargs, his subsequent stumbling into Helm’s Deep alone (what purpose did this invention serve anyway?) and then his super-heroic inexplicable recovery as he rallies an inept and mercurial Theoden and, with Gimli, takes on a battalion of the apparently not-so-deadly Uruk-hai? The ridiculous ups and downs of the plot (Aragorn’s dead; he’s back but he can’t go on; he’s recovered; he saved us! Theoden’s recovered; he’s nuts again;) robs the proceedings of any dramatic tension anyway. Ultimately, fantasy is driven by its characters and cosmology and probably not in that order; Jackson’s LOTR is driven by its special effects, its sets and scenery and its silly plot turns (Theoden rides out with, what, about 12 horses and mows everyone down, on an apparent suicide run?). Jackson has no grip en absoluto sobre (¿quizá ningún respeto por?) los personajes élficos; así que, en vez de eso, lo acampa. Si no, ¿cómo se explican las vascilaciones y los disparates de Elrond y la tropezada Galadriel? No me gusta demasiado la pequeña burla que nos hacen de Arwen, que parece obedecer la exigencia de su padre de escapar a Poniente. ¿Qué está haciendo ahora Jackson con ella, una hija adolescente cachonda que se escapa para follarse a su novio? Por favor.

Pero, sinceramente, lo más tonto de Las dos torres (además de toda la subtrama de Ent, que, por lo mal guionizada que estaba, podría haberse eliminado por completo. De hecho, también se podría haber prescindido de Merry y Pippin, ya que nunca hemos recibido una justificación creíble de su presencia en esta búsqueda) es Frodo Bolsón, portador del Anillo, que se para sobre las ruinas de Osgiliath (un lugar al que el Frodo de Tolkien nunca fue), a la vista de un siervo del enemigo, un Nazgul volador, y prácticamente le ofrece el Anillo, ¿y qué ocurre? ¿Agarra a Frodo y sale volando? Grita e informa a Sauron de la localización exacta de este hobbit y del Anillo que ha estado buscando con tanta diligencia, para que todos los ejércitos de Mordor asalten Osgiliath y se lo lleven. Pues no. El pobrecito se asusta con una sola flecha y sale volando. Y supongo que Frodo recapacita. En fin.

04.09.2002 18:04 Festival de Cine Underground de Chicago (continuing…)

The CUFF jury awarded Best Feature to Jon Moritsugu’s Scumrock y entiendo por qué: es un pastiche afectuoso y simpático. Su humor es discreto y su estética encantadoramente lo-fi supera al Dogme. Sin embargo, a pesar de que en las entrevistas Moritsugu se esfuerza en hablar de sí mismo por delante de sus compañeros en términos de moda underground, todo sobre Scumrock (el ritmo ligeramente cómico, el uso del actor indie James Duvall y del iconito punk Church, las secuencias de vídeo granuladas y descoloridas, la banda sonora punk y noise-rock, los chistes internos de los cineastas) parecían diseñados para halagar los gustos del público underground; pero, no hay nada nuevo aquí en cuanto a tema o técnica o asunto. De hecho, era tan vago que no puedo decirte concretamente de qué trataba; pero, yo puede tell you I wasn’t the least bit surprised. And maybe that’s the most damning comment of all. On the same bill, Zakery Weis’ short Sin título fue, como lo describió el director del festival Bryan Wendorf, un complemento perfecto para Scumrock. ¿Por qué? Era igual de autorreferencial y autocomplaciente.

I didn’t see any of the other films/videos that won awards but I thought I’d run down a few of the ones I did see. I found James Fotopoulos’ Christabel es bastante bonito y, a pesar de la uniformidad de las imágenes y la ausencia de narración, no resulta aburrido. Algunas objeciones: La banda sonora era un poco obvia para los estándares del ambiente; la lectura del poema de Coleridge era de un aficionado chocante y, como tal, no complementaba con éxito las evocadoras imágenes; y los títulos finales que aparecían al final de cada sección (tanto en vídeo como en 16 mm) interrumpían innecesariamente el flujo hipnótico, en mi opinión. Aun así, gratificante.

Me gustó el título de ¡Cierra tu sucia boquita! so much that I bought a ticket without really knowing what it was about. To pique my interest further, controversy erupted in the line waiting for the movie to begin: someone was passing out single-sheets that read, in part: “This movie SUCKS!” and referred to its director as “Bob ‘Asshole’ Taicher” and gave a URL que explica por qué es una mierda. Buen comienzo, ¿eh?

Después de leer sólo un poco del historia del sitio web I can say that whatever movie these guys come up with it would have to be more honest than the blatant exploitation of Taicher’s movie. I can’t speak to whether he’s a “liar, a cheat, and a thief” but he’s a pretty accomplished equivocator. Asked about how he came about getting permission to use the tapes and make a film out of them (by the guy who passed out the sheets), Taicher passed the question to one of the film’s leads who sugggested the questioner talk to him afterwards since it was “pretty boring.” Asked about the background history of Ray and Pete the director said he “didn’t know much.” Not surprisingly the film therefore consists almost exclusively of the “conversations” the two had, overheard and taped by their neighbors, devoid of any other context or personal history. When the actor (who also played the same character in the stage play based on the tapes) claimed that he “really loved those guys,” I kinda got the feeling I was being sold a bag of goods. It’s clear we’re really only supposed to laugh at these “characters”, (and from a fairly obvious and lofty class viewpoint at that), whose overheard conversations are presented here as if they somehow constituted the lives of two real men. Was it funny? Sometimes, you betcha. But it also made me feel like a bit of a creep. I don’t think the filmmakers, however, had that problem. For what it’s worth, the actors were all very good at what they were doing.
top

27.08.2002 01:52

Festival de Cine Underground de Chicago (continuing…)

I should have noted below that Shawn Durr’s newest short ¡Muere! ¡Muere Maricón! redimió las por lo demás tortuosas dos horas infligidas por Para llevar. Starring Philly, CUFF’s own Donna Jagela, and Verow as the Faggot Rommmate, it’s a typically lurid and fun Durr fantasy: dykes kill a faggot (I won’t spoil it by telling cómo lo hacen) para poder bajar. ¡Weeeeee! Habría estado bien volver a verlo.


26.08.2002 00:21Festival de Cine Underground de Chicago
La película de la noche inaugural,

MC5: un verdadero testimonio se agotaron las entradas, así que la primera película que vi en el Festival fue En pie por ti mismoun vídeo documental de Josh Koury; it’s also, so far, by far, the best thing I’ve seen. For me, it was a bracing antidote to Larry Clark’s Matón (which I rented recently to make sure I didn’t miss anything the first time and, oh yeah, so I could watch Brad Renfro baila en ropa interior). By comparison, Clark’s Calvin Klein-ization of teenage nihilism looks slickly sentimental and, of course, exploitative. Koury’s video, on the other hand, is unflinchingly real: raw, auto-critical, uncondescending, brashly committed to its format and to its subjects. I really need to see it again before I go into any detail because I’ve really never seen anything like it. All I know there’s a real artful, brave intelligence going on in this video and you should see it.

On the other hand courage, originality and self-awareness are just some of the things missing from several of the other movies I’ve seen. Alfred Leslie’s El Bar Cedro (I’ll let you read Jonathan Rosenbaum’s description.) Me pareció autocomplaciente de esa forma densa y oblicua que sólo pueden ser los artistas que hablan de sí mismos. Me reí con algunas de las yuxtaposiciones que ofrecía el metraje encontrado, pero en última instancia, la sugerencia de las imágenes apropiadas se vio mermada por la aburrida narratividad de la lectura/musical escenificada que se desarrollaba detrás. Si se trata de una mirada esclarecedora a un periodo concreto de la vida artística neoyorquina, sólo puedo decir: Supongo que tenías que estar allí.

Aún menos gratificante fue Todd Verow‘s excruciating Para llevar. Antigua y futura reina fue una de mis películas favoritas del CUFF de hace dos años, así que esperaba con impaciencia lo nuevo de Verow, también protagonizado por el inimitable Philly. Por desgracia para esta película, parece que Verow funciona mejor como creador entre muchos; Reina was Philly’s show, for the most part; but the milieu and characters of New York City as well as Philly’s “pick-up band” Carne ansiosa también contribuyó poderosamente. Lo que Reina carecía de ideas lo compensaba con creces con su vitalidad y humor; Verow intenta apuntalar Para llevar‘s complete falta of ideas (mostly Philly just wanders around Berlin mewling banalities about “nothingness” and visiting public toilets) with the by-now-obligatory badges of “bad taste”. A signature sequence featuring Philly somewhat timidly licking and stroking a public urinal is supposed to be shocking, I guess: it struck me as just bad burlesque, unmotivated and, well, pathetic. Overall, a BIG snore. Honey, I don’t think John done it this a-way.

22.07.2002 1:29
John Sayle’s Estado del Sol consiguió un eje desagradable from Salon’s Stephanie Zacharek for being “politically-correct.” Aside from my insistence that no one with a critical brain should ever use that most slippery of modern epithets (I mean, just how useful is a word used regularly, and yet with no apparent consensus as to its meaning other than a reactionary catch-all dismissal, by Camille Paglia and Pat Califia, radical gay film critic Robin Wood and conservative film critic Jeffrey Lyons, Hardball’s Chris Matthews and Pat Buchanan, Larry Kramer and Andrew Sullivan, etc. etc.) I think Zacharek’s characterization is both unfair and inaccurate. Despite the “message movie” set-up (developers trying to bamboozle Florida locals out of their land), Sayles doesn’t paint any of his characters with a tar brush, not even the ones with whom he probably disagrees. One of the central characters (Jack Meadows played with goofy aplomb by Timothy Hutton), ostensibly one of the “bad guys”, forms an affectionate, sympathetic sexual relationship with Edie Falco’s Marly Temple, ostensibly one of the “good guys.” There are no moral histrionics or passionate recriminations to be heard in their gentle often funny exchanges; there’s plenty of oblique self-discovery though, which seems to take both characters by surprise. Jack’s perspective on things actually leads Marly to do the clichéd “wrong” thing for what Zacharek describes as the “correct” message (Marly wants to sell her family’s motel to the developers) but the “right” thing for her own innner life. Granted there are the obligatory big business baddies (but hey I don’t think anyone wants to see sympathetic investor types right now) but there’s also a dozen or so fleshed out characters dealing with internal and external ethical and personal compromises; not to mention the considerable pleasure provided by the warm and natural performances of a terrific cast, particularly Falco, Hutton, Angela Bassett, Ralph Waite and Mary Alice. Like most Sayle’s movies, it’s not so expertly paced but it’s rewarding just the same.
top

10.07.2002 1:29
Sierra La identidad Bourne and Spielberg’s Informe de las minorías bastante cercanas entre sí, pero aparte de las similitudes genéricas superficiales, las dos películas no podrían ser más dispares: La adaptación de Spielberg de una novela de Philip K. Dick parece una obra de arte y tiene algunas aproximaciones razonables tanto a la crítica social como a los personajes reales, aunque la trama es previsible; TBI doesn’t try to do anything more than, credibly I guess, for what’s it’s worth, turn Matt Damon into an action hero (Corre Lola CorreFranka Potente está completamente desaprovechada). La tan cacareada escena de la persecución apenas se distingue de aquel anuncio de Toyota. Tal vez los críticos que alardearon de ella deberían volver atrás y realmente miraConexión francesa antes de que empiecen a hacer comparaciones con la versión que tienen en sus recuerdos claramente borrosos. MRpor otra parte, tiene una escena de persecución en jet-pack, anacrónica, de altos vuelos y que se agarra a los reposabrazos, comparable a nada que se me ocurra en este momento. Debo señalar también que no soy fan de Spielberg ni de Tom Cruise, pero sí admirador de Damon. Imagínate.
top

21.06.2002 2:51 AM
For those gentle loyal readers who are wondering… No, these are not the only movies I see; they’re the ones about which I feel I have something interesting to write. Unfortunately, they are somewhat easy to write about. There are a ton of movies (usually my favorite ones) that I just haven’t been able to process yet – they’re either too powerful or complex or affect me profoundly. This is an unfortunate block for a writer who loves movies as much as I do; but, I’m working on it.

So anyway here’s a short list of movies I’ve seen recently that I love but so far haven’t been able to write about:

  • ¿Qué hora es allí? La hilarante y misteriosa rumiación de Ming-liang Tsai sobre el dolor y la sublimación. Cada plano es prácticamente perfecto y casi mudo (excepto una breve escena innecesaria en la que habla la madre). Tras un largo periodo sin ver nada que me inspirara, esta película, proyectada y premiada en el último Festival Internacional de Cine de Chicago, me recordó por qué voy al cine. Y me hizo ir a comprar 400 Golpes en DVD.
  • Y Tu Mamá También Absolutely justifies all the hype. WARNING: Don’t read past this if you haven’t seen the movie. Spoiler imminent. This movie finally puts the nail in the coffin of the 70’s buddy movie – making explicit what was subtextual. You’ll only be shocked at the “shocking” moment everyone talks about if you believe our culture’s (and I do mean American, and also in this case, Mexican) ideas about rigid sexual identities. Or if you’ve never felt the passionate kisses of supposed “straight” boys at the end of a long night of Tequila and intimate conversation. Hey, I ain’t namin’ names here but talk to me after the movie…

    En cualquier caso, esta película también es muy inteligente, aguda y sutilmente política, llena de interpretaciones vivas, honestas y cómicas, además de estar rodada y montada de un modo encantadoramente lo-fi. Encantadora y, a pesar de la confusión fundamental de sus personajes, inspiradora.

20.06.2002 1:44 AM
El hombre que lloraba (DVD): Es una pena que el acento británico de Cristina Ricci sea tan inestable en esta desigual obra de época de Sally Potter, porque, de lo contrario, los sutiles matices físicos de su interpretación rozan lo magnífico. De todos modos, es probable que Potter la eligiera más por su tipo físico que por sus dotes actorales; aun así, Ricci es una belleza extraordinaria e inusual con una presencia clásica única; esta película lo demuestra con más claridad que la charlatana/campestre Sleepy Hollow. She’s not quite there: she’s still got a youthful gawkiness that works in Pecker pero aquí juega en su contra.

Sin embargo, dos de las razones por las que a menudo brilla es el contraste con, por un lado, la eficaz, aunque demasiado fácil, actuación de la camaleónica Cate Blanchett, que interpreta a su compañera de piso y, por otro, los oscuros paisajes en los que Potter posa su voluptuoso cuerpo o se mueve a través de ellos: bombeando sólidamente en su bicicleta por la noche parisina, siguiendo a su futuro amante mientras cabalga en su caballo blanco de vuelta a casa, enmarcada por las sombras del escenario mientras soporta la insinuación de Dante, el cantante de ópera salpicado de insultos racistas, el ansioso paseo por los pasillos del hospital al final de la película. Estas escenas casi tienen ese brillo icónico imbuido por la Meryl Streep embozada que cruza corriendo el dique en The French Lieutenant’s Woman. Potter claramente lo espera.
Johnny Depp pone un poco más de pasión en su papel del interés amoroso, sobre todo en su crisis nerviosa la noche antes de que ella se marche, con el personaje de Ricci dormido en sus brazos. John Turturo está mal interpretado, pero no tan mal, como cantante de ópera italiano fascista que reza a María para que "deje ganar a los alemanes", sobre todo por el bien de su carrera, pero también para preservar su sensación de privilegio de clase. Un momento realmente bonito, pero también dirigido con demasiada astucia.


Como en la mayoría de las obras de Potter, me sentí un poco estafada en la mayor parte de ellas: sobre todo por la diminuta pero siempre presente distancia irónica de la que parece incapaz de desprenderse cuando dirige su mirada hacia el amor. La profundidad de los sentimientos no es realmente un objetivo aquí; apenas me di cuenta cuando el personaje de Blanchett salió de la narración. Sin embargo, la escena final ofrece una recompensa decente y subestimada, a pesar de su escasa preparación.
top

19.06.2002 11:28 PM
Moulin Rouge (DVD): Finally caught up with this one after hearing raving superlatives from most of my friends. And okay, I can see the attraction. It’s a dazzling (or annoying, depending on your tolerance for MTV-style quickcuts) first 20 minutes, the leads are all wonderful (Nicole Kidman, Ewan MacGregor, Jim Broadbent), there are a lot of nice turns in secondary parts as well (John Leguizamo’s painfully dubbed Toulouse was trés grating however) the costumes are, well, allow me to wax faggy, fabulous! and the production design is beautiful. On the other hand, the soundtrack sucked! I mean really! “Updating” and “recontextualizing” mostly medicore 70’s and 80’s power ballads and dance wanks doesn’t say innovative to me; it says LAZY! I love “Roxanne” (the Police version anyway; plus wasn’t her name Satine?) and Broadbent was insanely tarty in “Like a Virgin” but what this movie really needed was some original music. Hello? And utilizing a line from an Elton John warhorse as a leitmotif doesn’t strike me as creative; it strikes me as hollow. Did I mention lazy? I think good ol’ Baz has seen Casi famosos una dos muchas veces. Quiero decir, yo también, pero no salí corriendo y decidí combinar a Shakespeare con Styx o algo así. Oh, espera. En realidad sí lo hice. Sólo que usando a los Four Tops y a las Supremes en A Midsummer’s Night Dream. ¡¡Sólo que yo tenía 18 años EN INGLÉS FRESHMEN LIT!! ¿Acabo de gritar o algo? Perdón.
top

06.05.2002 11:28 PM
El Señor de los Anillos: Okay probably no one really cares what I think (but honestly I don’t think Hollywood cares what anyone piensa) pero he hablado de esta película lo suficiente con frikis de Tolkien (la última conversación en un coqueto hostal de Dresde, Alemania) como para que mis sentimientos hacia ella sean lo suficientemente claros como para escribir sobre ellos. En primer lugar, sólo la he visto dos veces y eso es todo lo que puedo aguantar durante un tiempo. En segundo lugar, la película de Harry Potter me pareció más divertida, aunque igual de torpemente construida, la segunda vez. Al ver LOTR TFOTR por segunda vez no descubrí nada nuevo, pero me resigné un poco más a las largas secuencias de efectos especiales porque, bueno, ése es el juego del cebo y el cambio con el que los cineastas dominantes engañan al público hoy en día: Parece un desarrollo de la trama o de los personajes, pero en realidad no es más que una prueba para los ejecutivos de que el banco de cajas azules del Sol ha ahorrado mucho dinero. ¡De verdad! Supongo que sólo podemos estar agradecidos de que no la dirigiera George Lucas, en cuyo caso el reparto de actores de gran talento habría realmente desperdiciado.


Seriously though I’m sounding a lot more bitter about this movie than I am. It’s flawlessly cast, the production is beautifully conceived, designed and shot. Ian MacKellan is Gandalf in a way I didn’t think possible: by turns mercurial, saturnine; mysterious, simple; grouchy, kindly; frail, powerful; sorrowful, blithe. As MacKellan plays him it’s a character that breathes with life: approachable and unknowable at once. And it’s a real joy to hear Tolkien’s words verbatim on the Bridge of Kazad-dum read in a wholly unique way by Sir Ian. But most of this movie’s characters feel alive even when they’re not particularly true to the book, such as Merry and Pippin.

Pero, en última instancia, no son los efectos especiales ni las escenas de lucha lo que me estropea la experiencia: es el cambio de énfasis de la creación de mitos a la creación de guerras. En ese proceso, las motivaciones ocultas, las historias personales, los trágicos derechos de nacimiento, las condenas personales, los destinos tribales (el verdadero y triste corazón de lo que hace tan cautivador el mundo de Tolkien) no sólo se simplifican y simplifican, sino que se hacen obvios y literales: Elrond es una zorra maliciosa, los Pueblos de la Tierra Media son unos fanáticos pendencieros, Galadriel es una freakazoide trastornada, Saruman es un mago ninja, Gimli un patán sentimental, Merry y Pippin unos simplones que sirven de alivio cómico, etc. etc. Como también sugirió Roger Ebert sobre esta película, Peter Jackson convirtió la proto-fantasía más rica de la literatura occidental en una epopeya de espada y brujería, sus sutilezas Bowderlizadas, sus conflictos míticos reducidos y externalizados. Por muy grandiosas que sean las vistas que se nos ofrecen a lo largo de las suntuosas tres horas de la película, las que perduran son las que vemos con muy poca frecuencia: las que se asoman al corazón de los personajes: Gandalf presagiando el papel que ha de desempeñar Gollum en el desarrollo de los acontecimientos y también el punto de vista más bien estrecho de Frodo al respecto, Samwise temeroso de sacar a bailar a Rosie (unos dos segundos de pantalla), el cambio de opinión de Boromir sobre el Anillo, que estremece hasta la muerte, la decisión de Frodo de emprender solo el duro camino hacia Mordor. Apenas hay tiempo para saborear estos momentos antes de que un troll gigante o un orco musculoso (¿qué era que about anyway?) or renegade wizard tramples all over them. TFOTR is not a bad movie; but it’s not a great one either.
top

10.12.2001 11:28 PM
Tráfico (DVD): Seems like it’s Oscar week for me. Despite a decent supporting cast (including Amy Irving, Jacob Vargas and Erika Christensen in a subtle performance as the Drug Czar’s heroin addict daughter) I was bored silly most of the time. Too bored even to respond as vehemently as I could have to the film’s basic conceptualization of the “drug problem” as being mainly one of race and/or nationality (consider how “Mexico” is represented in the mise en scene and then contrast it with how it’s portrayed in Todos los caballos bonitos) y donde todo el mundo, excepto la policía y el gobierno, por supuesto (los senadores Barbara Boxer y Orrin G. Hatch se interpretan a sí mismos), está gravemente comprometido moralmente o es una completa escoria. El aparente argumento principal de la película, que la guerra contra las drogas tiene demasiadas bajas inaceptables, se expone con petulancia (como Soderbergh’s Oscar acceptance speech) en lugar de compasión, y los más de 140 minutos de duración de la película gorgotean y se retuercen sobre sus maquinaciones argumentales con poco dramatismo y aún menos ideas originales.
top

10.12.2001 1:56 AM
Todos los caballos bonitos (DVD): Por supuesto, todos sabemos lo poco que tienen que ver los Oscar con las grandes películas (¿de verdad alguien cree que un ejercicio de género escaso, hueco, ABURRIDO Y QUESOSO como Gladiador ¿fue la mejor película que ofreció EE.UU. el año pasado? ¿Alguien ve realmente Kramer contra Kramer ), pero estaría bien que de vez en cuando el establishment de Hollywood reconociera las películas que realmente funcionan dentro de una tradición clásica de Hollywood. La carta de amor una historia de amor sincera, modesta, encantadora, extravagante y poco convencional; y desde que me puse al día con la adaptación de Billy Bob Thornton de la novela de Cormac McCarthy en DVD, estoy aún más convencido de que los Oscar están llenos de mierda.


Por derecho, especialmente en comparación con el resto de las películas nominadas, ATPH debería haber obtenido nominaciones a Mejor Película, Mejor Fotografía, Mejor Director y Mejor Actor de Reparto para Lucas Black (que se está convirtiendo rápidamente en el actor de moda de su generación) o Henry Thomas. Matt Damon tampoco está mal.

Entonces, ¿por qué se ignoró? A juzgar por lo que era nominado (y generalmente consigue nominado) Sólo puedo concluir que fue porque 1) La trama no tenía nada que ver con drogas ni con traficantes de drogas; 2) Nadie enseñaba las tetas; 3) No había un patriarca central con el que tuviéramos que identificarnos y odiar a la vez; 4) No estaba producida por un grupo de fraternales homosexuales (y sus babeantes mentores) con delirios de relevancia; y, por último, porque Thornton trataba a sus personajes (de los cuales el paisaje del suroeste mexicano y estadounidense era quizá el más venerado) con gran afecto y, en general, infundía sinceridad y oficio a toda la película.

Watch this movie; not even Penélope Cruz could ruin it.
a

9.19.2001 1:28 AM
L. I. E.: A pesar de mis mejores intenciones, esta película indie un tanto pervertida fue la única que vi durante mi estancia de dos semanas en Nueva York. Por si aún no la conoces, la trama gira en torno al joven adolescente de Long Island Howie (muy bien interpretado por el recién llegado Paul Franklin Dano) y sus relaciones con los hombres de su vida: su padre ausente y monoparental, su manipulador y buscavidas mejor amigo Gary y Big John Harrigan, un hombre mayor al que le gustan los jóvenes. Los críticos, incluidos algunos homosexuales, se desviven proclamando lo "valiente" que es esta película, pero creo que a lo que en realidad responden es a su propia aceptación incómoda del tema; es decir, su admiración por esta película es sobre todo autocomplaciente. Y, por supuesto, muy matizada por el alivio de que no haya sexo real ni siquiera un beso. Qué valiente.

To my mind, the only brave things in this movie are its performances. There’s a noble even-handedness in Brian Cox’s Big John that is not borne out in the plot – eventually his pedophilic character is shot and killed (of course!) by his lover, jilted at being replaced by Howie. Dano’s Howie is full of the troubled ambivalence typical of a teenager in his situation. And Billy Kay’s Gary is allowed to be more sexy than fucked up.

Me gustaría reconocer el mérito del director Michael Cuesta y del guionista Stephen Rider, pero hay tantos otros errores que es difícil hacerlo. Hay un humor forzado e inapropiado (incluida una afortunadamente breve pero dolorosa decadencia hacia la farsa de la persecución, en la que participa, dudosamente, el FBI), un simbolismo de mano dura (el título de la película es lo peor de todo), cortes transversales rebuscados y suficiente comportamiento inmotivado forzado en Howie como para que te preguntes si los cineastas tenían alguna idea de quién querían que fuera.

Para hacer una película valiente sobre las relaciones intergeneracionales (que, admitámoslo, puede que no fuera lo que buscaban los cineastas) primero tendrías que dejar de lado algunos clichés (el chico permite los avances sexuales del hombre mayor porque su padre no está cerca) y evitar las convenciones homófobas derivadas de Hollywood (el asesinato del homosexual desafiante). Pero, lo que es más importante, los personajes tendrían que desarrollar sus propias motivaciones y avanzar por la película bajo su propio poder. No creí ni por un momento que ninguno de los personajes principales (excepto quizá, en pequeña medida, Gary; que, no es de extrañar, sale de la película bastante pronto y que representa la única elección de objeto sexual no problemática para Howie) fueran otra cosa que pruebas en un teorema simplón sobre la pedofilia. Me sorprende que los críticos heterosexuales hayan sido capaces, con un pequeño movimiento de caderas, de investir a Howie con toda la precocidad de una Lolita, pero sin ninguna conciencia de sí misma. Me alegro de que los actores consiguieran impregnar el proceso de cierta dignidad.

For a frank and considerably less squeamish take on this subject read Wallace Hamilton’s Kevin. A pesar de todas sus limitaciones como apología idealizada, confía en que los deseos de ambos personajes, sobre todo los del adolescente, hablen por sí mismos.
top

8.21.2001 11:40 PM
Festival de Cine Underground de Chicago: Tras ser reprendido por mi inasistencia al CUFF por Shawn Durr en su fiesta bastante desenfrenada e interminable de la noche anterior, me presenté para ver su videocorto Palillo Palillo Sangriento. Se trata de una colaboración con el realizador de vídeos canadiense Wayne Yung (no Wayne Wang, as the CUFF program listing problematically misstates…sheesh). The other videos I enjoyed were Culo, by Chicagoan Usama Alshaibi, a refreshingly erotic and striking anal masturbation video and Les Leveque’s Rojo Verde Azul Lo que el viento se llevóuna estroboscópica (parecía ser un minitema de la velada) deconstrucción de Lo que el viento se llevó consistente en disoluciones rápidas de fotogramas seleccionados de los canales rojo, azul y verde del vídeo VHS, incluida la advertencia final, implícitamente ignorada, sobre los derechos de autor. Tendrías que verlo para entenderlo. Bastante inteligente y, de algún modo, inquietante. De todos modos, lamento no haber podido ver más películas, pero ahora estoy especialmente mal (¡Gracias Shawn por hacerme entrar y por los tickets de bebida!) Siempre espero con ilusión el CUFF y me fastidia mucho haberme perdido tantas cosas. *suspiro* El año que viene.
top

15.8.2001 21:50
Quick rundown of the movies I’ve seen recently in no particular order:

El Rápido y el Furioso: Otra que vi simplemente porque tocaba en City North 14, que está cerca de mí, y porque era $5.00 martes, y sí, por Vin Diesel. De alguna manera, el protagonismo de los coches se me escapó en los avances. Y cualquiera que me conozca sabe Odio los coches. Excepto quizá por los Stingrays. De todos modos, esta película no es demasiado aburrida y Diesel tiene cierta presencia en pantalla, pero tampoco tiene la típica actitud de deportista tonto o de matón engreído. Sólo aparece sin camiseta unos 5 segundos, pero hay una relación casi romántica entre él y el otro protagonista masculino (otro ejemplo de El regreso del subtexto gay iniciado por El talentoso Sr. Ripley? Espero que no). Como quieras. Siguiente.

Loco/Bello: Ligeramente infravalorada por la crítica, esta discreta historia de amor/estudio de personajes protagonizada por Kirsten Dunst y el excepcionalmente guapo Jay Hernández me impresionó por su firme negativa a dar cuerpo a la conocida trama (al menos tan antigua como Romeo y Julieta) con trágicos puntos de inflexión o moralejas. Dunst resulta totalmente convincente en el papel de Nicole, la fotógrafa de instituto, a menudo desaprovechada, desenfocada pero creativa, que se enamora del comprometido y trabajador jugador de fútbol latino Carlos, interpretado por Jay Hernández. Una prueba más de la seriedad de esta película y de su negativa a sensacionalizar la drogodependencia de Nicole es que nunca vemos a Nicole consumiendo alcohol o drogas, sino que la interpretación de Dunst lo da a entender y se convierte en un aspecto más de un personaje más completo. Lo mismo ocurre con el Carlos de Hernández: ni su atletismo ni su etnia le definen por completo. Los entornos sociales y familiares de ambos personajes también están realizados de forma convincente. La interacción de Nicole con su mejor amiga (en un pequeño pero agradable giro de Taryn Manning) felt especially genuine to me as did Carlos’ neighborhood and his relationship with his mother.

The film doesn’t completely work however. It’s marred repeatedly by glossy montages, replete with a generic indie rock or hip hop soundtrack, which glibly attempt a shortcut to relationship development. The biggest problem however, was the sketchy motivation of Carlos; I didn’t really believe the depth of his attachment to Nicole, ostensibly borne out by his coming to “rescue” her near the film’s subdued climax. If I’m supposed to believe he’s as in love with her as she is with him then I’m unconvinced. If I’m supposed to believe his attitude toward Nicole is mostly arch and opportunistic then I need a little more evidence. It’s to the film’s credit that the motivations of both characters are in question but I think the pressure to balance the character study and the love story proved too much for the filmmakers and perhaps commercial concerns put the emphasis on the latter.

Con todo, hay suficiente riqueza aquí para satisfacer y Dunst sigue mejorando y creciendo como actriz de carácter.

Hedwig y la Pulgada Enfadada: Vi esta película en los impresionantes y cursis alrededores del Cinearts 6 de Evanston (hay un techo abovedado muy alto con falso pan de oro y sirven Guinness de barril en el bar del vestíbulo). Aquí hay muy poco de lo que quejarse, pero también muy poco que discutir. Este musical de rock, en su mayor parte exuberante, es muy entretenido desde el principio hasta el final, aunque a menudo se presenta como vídeos de rock dispares unidos por un personaje común y poco más. Aun así, una secuencia asombrosamente impresionista en la que aparecen desnudos tomando el sol sobre los escombros del Muro de Berlín y un rastro de ositos de goma evoca su perversidad surrealista con una gracia audaz. Al salir del cine no podía dejar de cantar
“Put on some makeup…” más la canción principal es una canción punk furiosa bastante buena.

Matón: This mildly arty teensploitation flick didn’t leave much of an impression with me other than when I wasn’t bored I found the self-consciousness of the performances (except for a brave and revealing one from Brad Renfro who plays Marty Puccio, the kid getting bullied), the unmotivated camera tricks, and the condescension of the script and direction pretty damn annoying. I didn’t get much of a sense of place either: It felt more like California than Florida to me and where the hell was that “gay bar” anyway? I don’t think this movie is any less prurient than Niños y, salvo por el poco tiempo que tarda en asesinar a uno de los protagonistas masculinos, también tiene mucho menos peso narrativo. Incluso Otro día en el paraíso, director Larry Clark’s laughable attempt to remake Bonnie & Clyde, was more fun to watch.

Pearl Harbor: ¿Qué hay que decir realmente? Diálogos vergonzosos, una historia de amor cursi y poco creíble (triste porque es mucho más fácil que te guste Josh Hartnett que Ben Afleck; al menos para mí), dudosas ofuscaciones políticas, efectos especiales impresionantes y aterradores que recuerdan tanto a las Fuerzas Rebeldes contra el Imperio como a los estadounidenses contra los japoneses. Diablos, hasta el triángulo amoroso se parece a Skywalker/Leia/Solo. Es deprimente (pero no tan sorprendente) pensar que los cineastas modernos miran ahora la guerra, o al menos las películas bélicas, a través de la lente de una mediocre ópera espacial adolescente de finales de los 70 en lugar de, digamos, El Gran Rojo o incluso El puente sobre el río Kwai. No es la forma más edificante de pasar tres horas.
top

8.5.2001 2:52 AM
I’ll catch up on the five or six films I saw during Chicago’s short heat wave but I wanted to write some quick comments on Mundo fantasma while it’s still relatively fresh in my mind.

Bobby llegaba tarde a Pipers Alley y el espectáculo estaba casi agotado, así que acabamos teniendo que sentarnos en segunda fila: los cuellos echados hacia atrás, las espaldas encorvadas. En consecuencia, mis recuerdos de la película están un poco distorsionados; los fotogramas sesgados como con una lente de ojo de pez. No es que sea algo inusual para los "especialistas" en proyección de Pipers; el preestreno de Pi was projected at the wrong aspect ratio. Apparently they couldn’t find or couldn’t thread the lente anamórfica. I kid you not. Guess that’s what you get when you pay your projectionists minimum wage and echa a tus trabajadores sindicalizados.

De todos modos, incluso ligeramente sesgada, me impresionó el aspecto de la película: marrones intensos, negros púrpura, rojos, con salpicaduras de brillos pastel. Rememorando el interior de las tiendas vintage, pero sin ceder nunca al simple retro, cada fotograma se construye, al igual que el personaje de Steve Buscemi, Seymour, a partir de lo efímero del pasado, pero también, más concretamente de la puesta en escena, a partir de los recuerdos y las impresiones y los significados culturales que se aferran a los objetos coleccionados, a la historia ordenada.
If there’s one thing this movie does really well it’s in depicting the pathos induced by our culture’s ease at discarding, not just things and genres and modes of producing art, but also any person who might find value in what gets lost in the rush to consume the next big thing.

Thora Birch‘s Enid, whose full-figured buxomness could have sprung directly from a Robert Crumb comic, embodies this pathos perfectly and she’s rife with the contradictions of recognizing what’s happening to the culture around her and practicing the misanthropy that shields her from all the implications of that recognition. She has a keen intelligence but it’s focused on nothing in particular; her much less perceptive best friend is a lot less self-aware (and a lot less sad) but she’s also moving forward with her life, moving out, getting an apartment, getting a job: the banalities of well-adustment. Enid’s journals seem to be her only real vocation. She fills them perpetually with painfully drawn caricatures and sketches (provided by Robert Crumb’s daughter Sophie) jagged with sympathy and sarcasm simultaneously.

Like director Terry Zwigoff’s previous film, the documentary Migas, Ghost World muestra una tremenda sensibilidad hacia las situaciones sociales de los artistas y bichos raros estadounidenses, y Zwigoff demuestra que es casi tan hábil transmitiendo ese mileiu como dejando que se desarrolle por sí mismo.
top

23.7.2001 20:55
It was so hot today (103° heat index!) I made up my mind to sit it out in Teatro Logan. Investigué un poco sobre las películas que se proyectaban allí; leí las críticas en Moviefone.com. Concluyó que Evolución era la menos ofensiva; las otras dos en liza eran Pearl Harbor (patriotera, irremediablemente heterosexual a pesar de Josh Hartnett en calzoncillos) y El regreso de la momia (hace cualquiera ¿realmente necesitas ver esta película?) Ya había visto la bonita pero pedestre Atlantis. Todo lo que puedo decir ahora es que nunca confíes en e-online.

Dirigida por Ivan Reitman, esta comedia prealfabetizada y generada por ordenador me habría hecho gemir cada cinco minutos más o menos, pero el aire acondicionado era tan tranquilizador que me relajé y dejé que pasara la inanidad. Y vaya si la había. Por desgracia para la sincronización de los chistes, el discurso monótono de David Duchovny era perfecto para los chistes de pies planos y los chistes de penetración anal (y qué imagen más rara y repulsiva para el "clímax" de la película). Samantha tiene razón: hay es algo pasa con los hombres heterosexuales y sus culos). De todos modos, Julianne Moore también sale, inexplicablemente, en esta película junto con ese tonto-pero-bonito Seann William Scott (también en la infravalorada Road Trip, que cuenta con un bien penetración anal masculina) y un Orlando Jones un tanto divertido.

*suspira*

Debería haberme quedado en casa en una bañera llena de hielo.

0 0 vota
Calificación del puesto
Suscríbase a
Notificar a
invitado
0 Comentarios
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
0
¿Qué opina?x

¿Quieres más películas gay?

Cerrar

¡Hay una REBAJA! ¡REBAJAS! ¡REBAJAS!

ES