De los archivos: Resumen de los Oscar 2007

He estado poniéndome al día poco a poco con las películas americanas -gracias a los piratas y a Rapidshare- y aquí están algunas de mis impresiones sobre algunos de los nominados al Oscar de este año.

*** Juno
Los primeros 30 minutos de esta rápida comedia/drama me molestaron con su jerga inane y su entrega forzada, pero una vez que la trama se estableció y se puso en marcha, me encantó. La actriz principal, Ellen Page, está bien, aunque el chico que interpreta al impregnador me impresionó más por su sutileza, e incluso por su feminidad. Pero realmente, ¿mejor actriz y mejor película? ¿WTF? Simplemente no lo veo.

*** Habrá sangre
Daniel Day Lewis, en el papel de Daniel Plainview, supera a todo el mundo en este desagradable estudio de carácter, y eso no es tan bueno. Especialmente en la penúltima escena de la película, en la que su estilo hambonista y sus verdaderas habilidades eclipsan a las de Paul Dano, que interpreta sin mucho brillo a Eli Sunday, el ambicioso y engañoso predicador fundamentalista. Aunque la película cumple con la profecía de su título en esta escena, para mí fue más bien un campamento, en parte debido a la sobreactuación, pero también porque el director y guionista Paul Thomas Anderson realmente no lo prepara del todo bien. Si se suponía que tenía que sentir que la película se precipitaba hacia este asesinato, creo que me lo perdí. No tuvo ninguna fuerza real.

Para mí, la película tuvo más éxito a la hora de evocar la época y el lugar, especialmente a través de la magistral fotografía de Robert Elswit, cuya cámara se movía a través de brutales telones de fondo mucho más grandes que los actores humanos. Los paisajes hablaban mucho más claramente de los temas de esta película que el guión, por lo que estuve tentado de añadir otra media estrella.

*** No Country for Old Men
La película de los hermanos Coen menos misántropa que he visto, es también, para mí, la más fácil de ver. Una escena exquisitamente rodada tras otra se desliza hacia la siguiente, y yo me dejé llevar sobre todo por esa habilidad. La primera vez, estaba tan hipnotizado por el ritmo de la película y su aspecto, que no pensé mucho en lo simplista que es la caracterización de Anton Chigurh por parte de Javier Bardem. Irónicamente, los Coen apuestan por que le demos a Chigurh el estatus de metáfora poderosa -de la muerte tramposa, de la incapacidad de envejecer- y, por tanto, por que no pensemos demasiado en qué más podría significar el personaje, o en su credibilidad, o en por qué, de hecho, esa violencia y esa matanza deberían ser la mejor manera de sacar a la luz estos temas. Me lo creí en el primer visionado. Sin embargo, durante mi segundo visionado, me sorprendí a mí mismo riendo a carcajadas durante muchas de las escenas de Chigurh. Me parecieron casi campestres, sobre todo la expresión de ojos saltones de su cara cuando mata a su primera víctima policial con las esposas. El personaje de Tommy Lee Jones, el sheriff Ed, nos da permiso para reírnos en un momento dado, pero no creo que lo que sentí fuera lo que pretendía.

Una de las razones por las que no creo que Bardem merezca un Oscar por su extraña y única interpretación es porque no creo que un "personaje" tan evidente y obvio como Chigurh merezca un reconocimiento. Independientemente de lo que se piense de él/ella, seguramente la mayoría admitiría que es/es simplemente un dispositivo, y no mucho más. Cuando el guión indica por fin que es humano y no un fantasma, convirtiéndolo en una víctima de la inexorable aleatoriedad y violencia de la vida, de la que fue la encarnación asumida durante la mayor parte de la película, supongo que es la retractación parcial de los Coen: No nos tomes en serio, no somos tan fatalistas. Pero fue demasiado poco y demasiado tarde para mí, y además, conozco a los Coen demasiado bien. Siempre se las arreglan para cabrearme de alguna manera.

 

Leer un poco escritura arriesgada.

 

**** La escafandra y la mariposa
Luminoso y rodado con imaginación, este estudio sobre cómo una víctima de un derrame cerebral paralizado aprende a volver a comunicarse con sus amigos y familiares y acaba escribiendo un libro sobre ello, consigue inspirar sin manipular al público ni ser condescendiente con el personaje permitiéndole revolcarse en la autocompasión. De hecho, una cosa siempre memorable de él es su capacidad para reírse de sí mismo. De todas las películas nominadas a la mejor película este año, ésta es la que más me satisface.

**** Lejos de ella
Ni siquiera tendría que ver las otras actuaciones nominadas para dar mi voto a Julie ChristieLa directora Sarah Polley es la única que falla en el uso excesivo de los flashbacks, pero por lo demás no hay una sola nota falsa en esta triste y sabia película. El único error de la directora Sarah Polley es un uso excesivo de los flashbacks, pero por lo demás no hay ni una sola nota falsa en esta triste y sabia película.

3 1 votar
Calificación del puesto
Suscríbase a
Notificar a
invitado
0 Comentarios
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
0
¿Qué opina?x
es_MXEspañol de México